Actualizado: Sábado, 23 agosto 2014
8:08Hs.
La Plata
Los desastres naturales más impresionantes de la historia
El terrible terremoto con posterior Tsunami sufrido por el Japón la semana pasada, trajo a colación el daño que produce el hombre al ecosistema con sus acciones, originan respuestas que se traducen en terribles catástrofes naturales. Los desastres naturales que marcaron un antes y un después en la historia universal
Publicada 17/03 | Imprimir | Enviar | + - Tamaño

Las tragedias naturales es uno de los temas que más suele atrapar la atención mundial, debido sobre todo a las numerosas muertes que acarrean las mismas y las siguientes devastaciones que suelen atravesar los pueblos que las sufren.

 

La terrible tragedia vivida por el pueblo japonés el viernes pasado luego de sufrir un terremoto de magnitud 8.9 en la escala de Richter y el posterior tsunami que arrasó poblaciones enteras, tiene en vilo al mundo por los terribles costos en vidas humanas que trajo el mismo (10.000 muertes y un número indefinido de desaparecidos), y con un valor pautado de reconstrucción de alrededor de 182.000 millones de dólares.

 

La fuerza de la naturaleza día adía ocasiona nuevos hechos que no hacen más que poner en el centro de la atención pública la labor que el hombre efectúa para dañar severamente al ecosistema, que lo enoja de una manera que termina causando desastres tan grandes, donde se pierden cientos de vidas en ellos.

 

La Agencia de Noticias CNA le ofrece un listado con las principales catástrofes naturales que azotaron al mundo entero a lo largo de toda la historia.

 

Peste de Justiniano: en el siglo VI se registró el primer caso de peste bubónica que se conoce en la historia universal. La misma se desarrolló en la zona de Egipto, alcanzado también a Constantinopla, y devastando poblaciones enteras.

 

Las crónicas que se pudieron rescatar de la época, señalan que alrededor de 10.000 personas por día a causa de esta enfermedad, llegando en Constantinopla a alcanzar para esos tiempos a alrededor del 40% de la localidad. La peste continuó hasta destruir hasta la cuarta parte de los habitantes del Mediterráneo oriental.

 

Pandemia de Peste Negra en Europa/Asia en el Siglo XIV: entre los años 1347-1380, Europa y Asia se vieron asolados por una pandemia de Peste Negra o Bubónica que sacudió los cimientes de ambos continentes, produciéndose la muerte de alrededor de 75.000.000 de personas y cubriendo de pueblos fantasmas sus largos territorios.

 

Se calcula que entre el 30 y el 60 por ciento de la población de esos momentos fue masacrada por esta pandemia, muriendo personas de todos los estratos sociales, no pudiéndose todavía establecer las causas reales de este brote que comenzó se supone en la India y que se fue extendiendo hacia el oeste por los ejércitos mongoles.

 

Esta enfermedad infecto-contagiosa, se manifestaba de distintas maneras: bubónica (infección a través de la pulga o rata, inflamación de ganglios), neumónica (contagio a través del aire infectado, de una persona a otra) y septicémica (la bacteria se multiplica en la sangre infectando todo el organismo). Los síntomas típicos eran la fiebre, náuseas, sed y cansancio.

 

Terremoto en China en el siglo XVI: la provincia china de Shaanxi se vio devastada en el siglo XVI por un terrible terremoto que se calcula fue superior a los 9 grados en la escala de Richter, el cual dejó el terrible saldo de más 830.000 personas muertas, un número inacabado de heridos y perjudicados por el sismo.

 

La China imperial de esos años era la región más poblada del mundo, adjudicándoles algunos más de 100 millones de habitantes, con lo que la magnitud de la cantidad de muertos queda en evidencia. Este ha sido el terremoto más fuerte y drástico de la historia universal, en cuanto al número de personas muertas y la cantidad de heridos que dejó.

 

Erupción del volcán Krakatoa: la erupción de este volcán dejó la friolera cifra de 36.000 muertos en agosto de 1883, que terminó con la destrucción y desaparición total de la isla, provocando una ola de 40 metros de altura, que arrasó todo lo que tenía por delante, ocasionando una de las tragedias naturales más grandes de la historia mundial.

 

Los efectos combinados de flujos piroclásticos, cenizas volcánicas y tsunamis tuvieron resultados desastrosos en la región. No hubo ningún superviviente entre los 3.000 habitantes en la isla de Sebesi, a 13 kilómetros de Krakatoa. Los flujos viajaron sobre la superficie del agua a 300 km/h matando a más de 1.000 personas en Ketimbang, en la costa Sumatra, a unos 40 km al norte de Krakatoa. El número de muertes oficial registrado por las autoridades holandesas fue de 36.417 y muchos asentamientos fueron asolados, incluyendo Teluk Betung y Ketimbang, en Sumatra, y Sirik y Semarang, en Java.

 

Tsunami en Indonesia: el 26 de diciembre de 2004 un terremoto a cuatro mil metros de profundidad en el Océano Índico, a unos 260 kilómetros al oeste de la costa de Indonesia, de alrededor de los 9 grados de la escala Richter, produjo una cadena de tsunamis que llevó a que poblaciones enteras quedaran bajo el agua, ocasionando muerte de más de 260.000 personas.

 

Todas las infraestructuras desaparecieron en las áreas más afectadas dejando a la gente sin agua, comida o refugio. Dicha tragedia llegó también a las costas de países como Sri Lanka (30.000 muertos), India (10.000 muertos), Kenya, Tailandia, Malasia, las Islas maldivas, entre otros lugares, dando verdadera dimensión del desastre. El monto total de daños materiales causados por este desastre natural, se calcula que llegó a los más 20.000 millones de dólares, debido a que la zona era un lugar turístico por excelencia, acabando con la actividad y con la fuente de recursos más importante de dichos países.

 

Terremoto en México: el 19 de septiembre de 1985 las zonas centro, sur y occidente de México, fueron sacudidas por un terremoto de 8.1 grados en la escala de Richter, causando numerosos daños materiales, de infraestructura y la muerte de alrededor de 10.000 personas, aunque nunca pudo conocerse el número exacto de muertos.

 

El mayor desastre natural en tierra azteca trajo aparejado la escasez de alimentos de primera necesidad y de medicamentos, así como también el corte del suministro eléctrico, del agua y de la telefonía durante semanas, lo que perjudicó aún más la labor de los rescatistas y de las autoridades para tratar de imponer el orden en la región.

 

Gripe Española: una fuerte gripe que se extendió rápidamente por todo el mundo, y que se dio a conocer popularmente como “Gripe española”, mató a más de 30.000.000 de personas entre los años 1918-1919.

 

Los números estimativos de las autoridades sanitarias internacionales, remarcan que durante ese lapso, unas 17 millones de personas murieron en la India, 500.000 en los Estados Unidos y más de 200.000 en Inglaterra. Se desvaneció tan rápido como se extendió en sólo 18 meses y la cepa concreta de la enfermedad nunca fue determinada.

 

Terremoto en China: la región china de Sichuan, situada al norte de Bejing, fue sacudida en mayo de 2008 por un fuerte terremoto de 7.5 grados en la escala de Richter, lo que causó la muerte de más de 90.000 personas, y con un costo del terremoto por parte de las autoridades chinas de alrededor de 125.000 millones de dólares.

 

Sus sacudidas se dejaron sentir incluso en Pekín, Shanghái, llegando incluso a sentirse en la capital vietnamita, Hanói. Fue el segundo terremoto más desastroso de la historia china tras el terremoto de Tangshan de 1976 que provocó la muerte de unas 250.000 personas.  

 

Huracán Katrina: la región de Nueva Orleáns en los Estados Unidos, se vio sorprendida por el temible Huracán Katrina el 29 de agosto de 2005, causando la muerte de más de dos mil personas, y cuantiosos daños materiales que según autoridades del país del norte, treparon a más de 80.000 millones de dólares.

 

El gobierno de George W. Bush fue acusado por distintos organismos no gubernamentales de dejar a los afectados por el huracán a las buenas de Dios, no haciendo nada por ninguno de ellos, más cuando desde días antes se sabía de la peligrosidad del mismo y las consecuencias que podría causar en una de las zonas más pobres de los EE.UU.  

 

Terremoto en Perú: la costas del centro del Perú se vieron sacudidas el 15 de agosto del 2007 por un fuerte terremoto de 7.9 grados en la escala de Richter, que causó la muerte de más de 1.000 personas, así como cuantiosos daños materiales y miles de familias peruanas sin hogar a lo largo de toda la región.

 

La magnitud destructiva del terremoto también causó grandes daños a la infraestructura que proporciona los servicios básicos a la población, tales como agua y saneamiento, educación, salud y comunicaciones. Dos años antes del desastre, un informe del Instituto Geofísico del Perú arrojó que la zona entre Lima y Nazca no había sido lugar de epicentros de movimientos sísmicos lo cual daba la posibilidad de un gran movimiento telúrico en esa zona en cualquier momento y debía realizarse un plan en caso de emergencia, pero el informe no fue tomado en cuenta por el Instituto de Defensa Civil del Perú.

 

Cólera en México: entre los años 1530-1545 una epidemia de cólera arrasó México, provocando la muerte de al menos 800.000 personas, en una de las epidemias más devastadora de la historia universal, acabando con la vida de poblaciones enteras.

 

Tifus en Europa: entre los siglos XV y XVI una epidemia de tifus, enfermedad típica de guerras, tal como ocurría en esos tiempos en el viejo continente, mató a más de 100.000 personas, sobre todo en España, Francia, los Balcanes y la región del este de Rusia.

 

Terremoto en Portugal, España y norte de África: el 1 de noviembre de 1755, Portugal y España, sumado a una parte del norte africano, sufrió la sacudida de un terremoto de alrededor de 9 grados en la escala de Richter, caracterizándose por su profunda violencia y por la elevada cantidad de muertes que dejó, alrededor de 200.000 personas.

 

El sismo fue seguido por un maremoto y un incendio, causando la destrucción casi total de la ciudad de Lisboa. Maremotos de hasta 20 metros de altura barrieron la costa del Norte de África, y golpearon las islas de Martinica y Barbados al otro lado del Atlántico. Un maremoto de 3 metros golpeó también la costa meridional inglesa.

 

Terremoto de Alaska: el 27 de marzo de 1964, un terremoto de 9.2 grados en la escala de Richter,  sacudió las costas de Alaska, produciendo un gran Tsunami que devastó gran parte del territorio, llegando a las costas de Canadá y Hawaii. Sin embargo gracias a que a esa hora gran parte de locales comerciales y escuelas ya estaban cerradas y por ser una zona de poca densidad geográfica dejó un saldo de víctimas de 131 muertos y el daño total fue de entre 400 y 500 millones de dólares, aunque fue el peor registrado en EE.UU.

 

Inundaciones en Tabasco: en octubre de 2007, la región de Tabasco en México, se vio azotada por una serie de inundaciones mortales que causaron grandes pérdidas en vidas humanas y económicas, en una de las mayores tragedias mexicanas del último siglo.

 

Estimaciones oficiales hablaron de más de mil muertos y daños materiales que ascendieron a más de 2.000 millones de dólares. Más de 23 000 unidades vehiculares fueron siniestradas, convirtiéndose en la mayor catástrofe en cuanto a pérdidas de automotores en la historia del país.

 

Epidemia de viruela en México: en la década de 1520, la población mexicana se vio atormentada por una terrible epidemia de viruela que mató a más de 200.000 personas, 150.000 de ellas sólo en el estado de Tenochtitlán.

 

Terremoto Norte de India, Pakistán y Afganistán: estas regiones del continente asiático fueron sacudidas el 8 de agosto de 2005 por un fuerte sismo, de 7.6 grados en la escala de Richter, dejó el triste saldo de más de 120.000 muertos y otra tanta cantidad de heridos.

 

Según la ONU, se estima que alrededor de 3.000.000 de personas perdieron sus hogares, mientras que 4 millones de hogares fueron dañados severamente en sus estructuras, con pérdidas materiales superiores a los 1.000 millones de dólares.

 

Terremoto en Guatemala: el 4 de febrero de 1976, un terremoto de 7.5 grados en la escala de Richter sacudió a Guatemala, causando la muerte de más de 40.000 personas, más de 100.000 heridos, y con un millón de personas que perdieron sus hogares a causa del siniestro.

 

Aproximadamente 258.000 casas fueron destruidas, dejando a cerca de 1,2 millones de personas sin hogar. 40% de la infraestructura hospitalaria nacional fue destruida, mientras que otros centros de salud también sufrieron daños sustanciales.

 

Epidemia de Sarampión en México en el siglo XVII: en la primera década del siglo XVII, más de dos millones de mexicanos murieron a causa de una terrible epidemia de sarampión, que arrasó poblados enteros, sembrando el pánico en la población azteca, que no sabía como defenderse ante el avance de esta enfermedad.

 

Terremotos en China en el siglo XX: en el siglo pasado, una serie de terremotos arrasó con una vasta cantidad de territorio chino. En 1920 en la región de Gansu un terremoto dejó el saldo de 180.000 muertos; otro en 1927 en Nan-Shan en el cual perdieron la vida más de 200.000 personas; uno en 1932 otra vez en Gansu dejó 70.000 muertos; en 1976, un sismo de 8.2 grados en la escala de Richter dejo 250.000 muertos oficiales, aunque datos extraoficiales hablaron de más de 700.00 muertos; y el último, uno de los más graves de la historia, en febrero de 1996, dejó 255.000 muertos y más de 50.000 heridos tras un terremoto de 7 grados Richter en la provincia de Yunnan.

 

Huracán Andrew: entre el 16 y el 28 de agosto de 1992, una de las tormentas tropicales más grandes de la historia, conocida popularmente como Huracán Andrew, de categoría 5, provocando la muerte de 23 personas, con pérdidas materiales que según las propias autoridades estadounidenses superaron los 30.000 millones de dólares.

 

Decenas de cientos de casas fueron destruidas por los fuertes vientos, con decenas de miles de personas que quedaron sin hogar, convirtiéndose en el segundo huracán más costoso de la historia (después del huracán Katrina de 2005.

 

Terremoto en Gran Kanto, Tokio: el 1 de septiembre de 1923 la región de Kanto en la isla japonesa de Honshu, se estremeció por un fuerte sismo de 7.8 grados en la escala de Richter, ocasionando la muerte de más de 105.000 personas murieron y otras 40.000 desparecidas, más otro centenar de miles de heridos graves.

 

Muchas de las víctimas salieron de los 88 incendios que ocurrieron de manera separada y que se extendieron rápidamente debido a los fuertes vientos de un tifón cerca de la península de Noto. Alrededor de 570.000 hogares fueron destruidos, dejando un estimado de 1,9 millones de damnificados o refugiados.

 

El tsunami Sanriku: el 15 de junio de 1896 un fuerte tsunami azota a las costas de Japón. Una oleada de más de 23 metros de altura alcanza a una multitud reunida para celebrar un festival religioso, matando a más de 26.000 personas, en un desastre natural que asombró a la sociedad de su época por la fiereza y la rabia de la naturaleza.

 

Terremoto en Haití: el 12 de enero del año pasado, la población haitiana sufrió el desastre natural más grande de su historia, al sacudirla un sismo de 7.0 grados en la escala de Richter. En el mismo fallecieron más de 300.000 personas, cientos de miles se quedaron sin vivienda y 400.000 resultaron heridas.

 

El mismo despertó una epidemia de cólera de la que todavía cientos de haitianos siguen muriendo, además de decenas de miles de ciudadanos que siguen sin tener acceso a agua potable, comida o medicinas. Tres millones de personas, de un total de alrededor de diez millones de habitantes de la isla, siguen dependiendo de la ayuda humanitaria.

 

Terremoto en Chile: el 27 de febrero de 2010, en horas de la madrugada, el país trasandino fue sacudido por un terremoto de 8.8 grados en la escala de Richter, afectó a las zonas de Valparaíso, Metropolitana de Santiago, O’Higgins, Maule, Biobio y La Araucania, donde se acumula el 80% de la población total del país.

 

Las víctimas fatales llegaron a un total de 525 fallecidos. Cerca de 500 mil viviendas tuvieron daño severo en sus viviendas y se estiman un total de 2 millones de damnificados, en la peor tragedia natural vivida en Chile. El sismo generó además un fuerte tsunami destruyendo varias localidades ya devastadas por el impacto telúrico. 

 

 

Publicada 17/03 | Imprimir | Enviar | + - Tamaño
 Comentarios (3)
05/06/2012
19:10hs.
  Thank you very much for this report from Mexico
Natalia 
12/02/2012
15:46hs.
  Aun me estoy preguntando cual de estos desastres naturales -o sea de la naturaleza misma- han sido originados por: el daño que produce el hombre al ecosistema con sus acciones........". A cuento de que esta insana explicacion al publico sobre estos hechos de la naturaleza?. Dios, cuanta ignorancia la de esta agencia.
Fernando 
29/12/2011
11:07hs.
  Considero que todo los seres humanos debemos estar unidos y elevar una profunda oracion de gratitud y pedir a Dios que nos proteja en la hora de estas manifestaciones naturales. "HOY SALI CON DIOS, Y SI NO REGRESO ES POR QUE ME FUI CON EL"
Daniel Saravia 
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Nombre:  *
E-Mail: 
  Comentario: *
  Código Verificador: *


El llanto
El dinero no hace la felicidad pero es mejor llorar en un Ferrari.
Cada uno, con su libretita
"Cada uno va con su libretita y le dice algo que a veces es mentira y le conviene a él", contó Martín Losteau al relatar cómo eran las reuniones con CFK
La imagen de NK
La boleta del FpV llevará la imagen de Néstor Kirchner
Se bajó
Lendro Ginóbili, hermano de Emanuel, decidió no presentarse por el Pro en Bahía Blanca
Divide y.......
En Córdoba, la candidatura de Oscar Aguad volvió a separar las aguas del radicalismo entre el “mestrismo”, el sector de Ramón Mestre, y el de Miguel Nicolás
El entrenador acumula una racha de seis derrotas y un empate al cabo de los siete partidos dirigidos en el campeonato brasileño y es consciente de que necesita una victoria ante Curitiba. "Si no sacamos un buen resultado, habrá llegado el límite para mi continuidad", advirtió
El certamen, en donde participará San Lorenzo por ser el Campeón de América, se jugará en la sede que estaba prevista, entre el 10 y 20 de diciembre, anunció la FIFA. Estuvo en duda por la epidemia de ébola
El menor de los hermanos fue cedido desde el Manchester City por esta temporada
Agencia CNA Todos los derechos Reservados 2008-2014 All rights reserved - Director Mario Baudry
Versión RSS | Versión Móvil | Términos y Condiciones | Consultas
Desarrollado por Serga.NET