Actualizado: Jueves, 21 junio 2018
22:22Hs.
La Plata
La candidata: Vidal 2019
La Gobernadora aparece cada vez más en el centro de la escena política, y la continuidad de Macri tras su primer período presidencial dependerá de muchos factores. ¿Se adelantan los tiempos? En el PRO lo niegan, pero el río suena
Publicada 24/01 | Imprimir | Enviar | + - Tamaño
Para salir a cortar de raíz una puja interna anticipada, los principales dirigentes de Cambiemos se esfuerzan por instalar la idea de un statu quo político que trascienda las fronteras de 2019. Es decir, la continuidad de Mauricio Macri como Presidente, de María Eugenia Vidal como Gobernadora y de Horacio Rodríguez Larreta como jefe de Gobierno porteño. 

Sin embargo, los mismos dirigentes concuerdan en que la prioridad es el proyecto, por sobre los nombres. Intentan excluir a Macri de ese soliloquio, pero es, precisamente, la posibilidad de reelección del jefe la que, por diversos motivos, para algunos entra en una bruma de cierta incertidumbre.

¿El propio Macri está convencido de continuar cuatro años más? En cuanta entrevista le hacen equilibra entre una posibilidad y otra: por un lado dice que le gustaría seguir, y por el otro dedica varios minutos a explicar lo extenuante de la labor y el tiempo que le quita a su familia. Necesitó muchos días de vacaciones para retomar la agenda. Para evitar el “síndrome del pato rengo”, el Presidente está obligado a decir que buscará la reelección, aunque es una decisión que todavía no tomó, lo hará sobre el final del año en curso.

¿Y si el deterioro de la imagen presidencial, como ha sucedido en los últimos dos meses, se acentúa y pone en riesgo la continuidad del proyecto? Es allí donde Cambiemos tiene un plus, al menos hoy, con el que supera claramente a las demás fuerzas políticas. Por eso se empieza a mirar cada vez con más interés el fenómeno María Eugenia Vidal, a quien ni siquiera la rozan los problemas que se le adosan a la política del Gobierno.

Vidal le discute a Macri la centralidad en la política nacional a partir de ser la líder en imagen del país, con una sustancial distancia por sobre el resto, incluido el jefe de Estado. En su mesa, y frente a la Goberna-dora, Mirtha Legrand la candidateó, sin más, para la Presidencia en 2019. Y la revista Noticias la eligió como el personaje del año. En la entrevista con la que la homenajeó, la mandataria bonaerense dijo que la posibilidad de ser Presidenta ya se planteó en el seno de su hogar.

Ante la pregunta de si había hablado con sus hijos sobre esa posibilidad, Vidal fue tajante. “Por supuesto. Mis hijos van a respetar cualquier decisión que tome. Son muy compañeros”, respondió. También expresó que la reelección en la Provincia “es una opción”, pero que todavía no lo ha decidido, y coqueteó -a lo Macri- con la idea de irse a su casa cuando termine la gestión. Una opción que nadie del Pro cree posible. 

Vidal no va a poder decir que no, sea en el lugar que sea, si el oficialismo quiere ganar 2019. “Ella es necesaria para traccionar en la Provincia, Macri la necesita acá para ganar él”, afirmó una fuente de Gobernación, donde prefieren evitar el tema de la posible candidatura presidencial, y cuando lo hacen es sólo para referirse al proyecto 2023.

De todos modos, en La Plata se reconoce que en las últimas semanas hubo preguntas, en su mayoría periodísticas, sobre la posibilidad de adelantar esa carrera al próximo turno electoral. En el equipo de Vidal trabajan para que ella algún día sea Presidenta, pero desestiman que sea para la elección que comienza a estar a la vuelta de la esquina.

Nadie en el Pro se anima a decir en público lo que algunos íntimamente ya empiezan a advertir como una alternativa para conservar el poder, en caso de que el Presidente no logre dar las buenas noticias que sueña y promete. La paciencia empieza a acabarse, y hasta desde la propia alianza gobernante lo advierten. “Hay que convertir la expectativa en resultados”, coincidieron los radicales Ernesto Sanz y Alfredo Cornejo.

El impacto de la reforma previsional tuvo, para el Gobierno en general y para Mauricio Macri en particular, mayor costo político que el esperado. En todos los sondeos, la imagen de la gestión se vio seriamente dañada en el último mes, con una marcada caída respecto de los números favorables de octubre, cuando Cambiemos volvió a imponerse en las urnas. Para colmo, la economía sigue sin repuntar, pese a que desde el oficialismo se oferte un discurso optimista.

Por tomar sólo dos casos, la consultora Management & Fit determinó en enero que el índice de optimismo en lo económico cayó a 36,4 puntos, y el índice de optimismo en lo político descendió a 41,5. Para la consultora Synopsis, la imagen positiva del Gobierno alcanza nada más que al 38 por ciento, cuando en noviembre se ubicaba en el 51,6 por ciento. Si bien los propios encuestadores advierten que los números positivos siguen siendo altos, la alarma está encendida.

“El Gobierno tomó una decisión de invertir parte del capital político que había recuperado en las elecciones, tomando algunas decisiones inmediatamente después; por un lado, el aumento de tarifas, y por el otro, el conjunto de reformas que decidió encarar. Sabían que eso era pagar un costo en términos de popularidad; ahora, ¿era el momento propicio para hacerlo? Si tomó las decisiones correctas habrá que verlo, el tiempo lo dirá. La otra pregunta es si pagó un precio razonable por las medidas que tomó; y la verdad es que para el Gobierno, la reforma previsional tiene un costo excesivamente elevado, porque tiene casi el 66 por ciento de rechazo”. Así lo explica el analista Lucas Romero. 

Aunque en la Argentina el tiempo todo lo cura, y funciona como amnésico, el camino presidencial del Pro dependerá de cómo esté Macri, en imagen y popularidad, al momento de la definición. Y también de la decisión personal de un dirigente convertido a la política de grande y que extraña las épocas de su exitosa presidencia en Boca Juniors, un destino al que no descarta volver. Por las dudas, Cambiemos tiene alternativas.

Entre esas alternativas, por posicionamiento, imagen en el electorado e incluso contraposición al propio Macri, quien se im-pone es María Eugenia Vidal. Escalones más abajo aparecen Horacio Rodríguez Larreta y el jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña. 

Puertas adentro se reconoce que Peña es el preferido del Presidente para ser su reemplazante. Lo ve como un espejo de sí mismo. Pero el funcionario está lejos hoy de ocupar ese sitial, al que llegan sólo los tocados por la varita. Igualmente, el jefe de Gabinete de Ministros se prepara con fruición para darle algún día un tinte de realidad a ese sueño.

El caso de Rodríguez Larreta es bastante más complejo. De estrecha relación desde hace muchos años con Mauricio Macri, el calvo dirigente empieza a ver como una quimera esa foto que lo desvela: repetir el acto en el que su amigo le pasa la banda de mando, pero ahora en una instancia superior. Es por eso que la relación entre ambos ha sufrido algunos traspiés en el último tiempo. 

Rodríguez Larreta sabe que no es la primera opción para el Presidente, para el PRO, ni para Jaime Durán Barba, el gurú guía de las decisiones políticas de Macri y socio de Marcos Peña en el armado de estrategias proselitistas y candidaturas. Por eso, a veces sale a marcar la cancha por sí solo, con la intención de ganarse por afuera lo que no le ayudarían a conseguir adentro.

En cambio, María Eugenia Vidal cuenta con algo más que ser la política mejor posicionada del momento: es un pollo del riñón de Macri, al que aprecia sobremanera, y una de las políticas preferidas de Durán Barba, quien ya la piensa como futura mandataria. Muchas veces, la palabra del ecuatoriano es sagrada en el oficialismo, sobre todo si de estrategia para ganar elecciones se trata. 

Lo que dicen las fotos y los gestos

Los encuentros que tuvo Mauricio Macri en el country Cumelén, primero con Horacio Rodríguez Larreta y luego con María Eugenia Vidal, dispararon análisis sobre las fotos, y la gestualidad que se aprecia en las mismas. La Tecla consultó al respecto al especialista en comunicación no verbal Sergio Rulicki.

El doctor en Comunicación Social de la Universidad Austral y licenciado en Antropología de la UBA anticipó que “no se pueden sacar conclusiones sobre la base de una foto, se pueden usar para explicar lo que significan determinados gestos, nada más”. Aunque aclaró que “por supuesto que en la elección de la imagen, el editor (en el particular, el área de prensa de presidencia) ha querido comunicar algo; y en este caso es un vínculo mucho más distendido en la relación Macri-Vidal que el que se muestra con Larreta. La elección de esa foto está comunicando dos contextos interaccionales diferentes”.

“En el caso de la foto con Vidal, lo que está marcando es una interacción masculino-femenina, y en la otra es una típica interacción de machos, que es diferente. Quizá inconscientemente, quien eligió las imágenes está comunicando eso; no porque quisiera mostrar algo específico, sino porque eso coincide con las expectativas inconscientes, biológicas y culturales acerca del trato que debe existir entre un hombre y una mujer, o entre dos hombres del alto poder. Tampoco se sabe hasta dónde estaban posando en esa situación”, remarcó.

Para Rulicki hay una intencionalidad de la elección de las fotos. Si uno mira la sonrisa entre los dos se podría decir que la relación entre Vidal y Macri es muy buena, pero no es nada que no sepamos. Vidal es una creación de Macri, y él está orgulloso de ella”. También desestimó que en el retrato Macri-Larreta haya algo negativo. ”No hay nada que pueda decirnos que haya un conflicto en la relación”, señaló.

“Creo que ambas son buenas fotos. A mí, la impresión que me dan es que está todo bien con Vidal, que en la provincia de Buenos Aires todo va viento en popa, y marcha muy bien. Y con Larreta ‘estamos trabajando a full. Con Larreta hacemos acople para ir para adelante’. Y con Vidal es que en Buenos Aires está todo bien, que no hay ningún pro-blema; en todo caso, un intento de minimización de cualquier posibilidad de leer una problemática complicada en la Provincia”, analizó el especialista en comunicación no verbal. 

“Los objetivos comunicacionales básicos son que con Vidal nos llevamos bárbaro, y en la Provincia está todo OK, no hay nada de qué preocuparse, y que Vidal es sumisa frente a Macri. Vidal le hace caso a Macri, eso es lo que la foto transmite. Aunque eso es mentira, porque ella tiene su propia agenda. Y la de Larreta es ‘estamos trabajando, somos dos machos productivos’; los dos son cla-ramente alfa, amigos desde hace muchos años; y no hay de parte de Larreta esa 
marcación de deferencia frente al estatus del Presidente que tiene Vidal en la foto. Ella aparece muchísimo más sumisa”, remarcó Rulicki. 


Ricardo Rouvier: "Es mejor candidata que Macri"

“Lo que veo es una repetición en 2019. Y veo que Vidal es un comodín. El oficialismo tiene una ventaja, además de que la oposición está dividida: es que tiene para el 2019 más de un candidato. Tiene a Vidal, que es una mejor candidata que Macri; y lo tiene a Larreta, pero lo pondría en tercer lugar, y lejos. Por lo menos tiene dos candidatos para el 2019, aunque creo que es Macri”, respondió Ricardo Rouvier a la consulta de La Tecla.

Para el titular de la consultora Ricardo Rouvier & Asociados, “Vidal sigue teniendo mejor imagen (que Macri). El Gobernador siempre está más preservado que el Presidente. El problema de la política económica golpea a la Presidencia, no al Gobernador. Por eso, por preservación y por imagen, Vidal es hoy la figura más fuerte del oficialismo”.

El politólogo agregó: “En caso de que pueda haber una caída muy fuerte de Macri, está la alternativa de Vidal. Hay que ver el rango de movilidad que tiene ella, es decir, cuánto se puede mover con cierta independencia de Macri en el mis-mo Gobierno. Cambiemos, el PRO sobre todo, tiene un comodín seguro, que es la Gobernadora”. 

¿Cambiemos logró lo que el peronismo tuvo en escasas excepciones: contar con una segunda figura presidenciable muy fuerte?, preguntó La Tecla a Rouvier. Y su respuesta fue: “El peronismo se maneja por unicato, es decir, por una sola figura. La pregunta es si el peronismo puede volver a tener un líder nomológico, es decir, un líder que se comunique él y nada más”.

En ese sentido, el consultor puso sobre la mesa una duda para avanzar sobre un análisis de cara al futuro inmediato. “Acá hay una pregunta que surge, porque en los últimos tres años, la cultura comunicacional está cambiando, y seguirá cambiando; a tal punto, que los liderazgos exclusivos y excluyentes ya no se van a dar en el mundo, porque están las redes sociales. Hay cada vez más autonomía de los ciudadanos en construir su propia comunicación. Este es un dato no menor para la arquitectura de los liderazgos y las construcciones políticas del futuro”, remató Rouvier.

Lucas Romero: “Vidal es la figura con más activos en términos de popularidad"

-¿Considera que hay posibilidades de que el PRO modifique esta idea de la reelección de todos?
-La foto de hoy no es una foto que genere una sentencia para 2019. En términos de imagen, este no es el peor momento del Gobierno, que fue febrero del año pasado. También debe recordarse lo que pasó con Daniel Scioli, que en su momento tenía una imagen altísima al lado de una muy baja del Gobierno nacional. El que vive en la Provincia ni se reconoce como bonaerense, y ese fenómeno tiene que ver con que más del 60 por ciento de la población está en el área metropolitana y consume medios nacionales; entonces, las cosas que le pasan a la gente no son responsabilidad del gobierno provincial sino del Gobierno nacional. Creo que eso explica un poco por qué Vidal se mantiene al margen, y por qué los gobernadores de la Provincia, en general, no 
terminan asumiendo los costos.

-¿Es posible un escenario en el que Macri se corra?
-Eso lo va a definir la situación en la que Macri llegue al escenario electoral en el 2019. Lo que sí es cierto es que el recurso de tener una dirigente como Vidal, con altos niveles de imagen, es valiosísimo para este Gobierno, porque, desde el punto de vista político, le permite contener a socios y aliados ante un eventual deterioro de la imagen del Presidente; porque, claramente, el espacio tiene una alternativa competitiva de cara a 2019. Tener a Vidal con altos niveles de valoración en términos de imagen y con potencialidad electoral le permite al Gobierno, eventualmente, sortear las dificultades que le ofrecería no tener alternativas y un Macri debilitado porque su popularidad cae. 

-¿El Pro tiene lo que no supo tener el peronismo cuando gobernó, que es más de una alternativa?
-Posiblemente. El partido peronista tiene como principal fecha de celebración el Día de la Lealtad, y eso ha-bla de un espacio político donde siempre predomina la desconfianza. Eso es lo que dificulta a veces que puedan surgir otras figuras. Algo de eso vivimos en el período Cristina-Scioli, esa relación tan conflictiva. En este caso, lo que hay es un espacio que no cela que haya otros dirigentes, e incluso le resulta funcional. Y tiene varios. A mi entender, si fuera por el Presidente, el sucesor sería (Marcos) Peña, decididamente. Pero, claramente, Vidal aparece como la figura y con más activos en términos de popularidad. 


Analía Del Franco: “Ella está en una situación superadora respecto a todos"

-¿Ve posible una candidatura presidencial de Vidal en el 2019 si se sostiene la caída de imagen de Macri?
-Respecto de la caída de imagen de Macri, él cayó con relación a octubre, que había llegado a 60 por ciento en la provincia de Buenos Aires. Y ahora él mantiene lo que mantuvo siempre, entre 47 y 48 puntos, es decir que no es una cosa catastrófica. Las puede mantener, seguir así un año más. Ahora, como recurso, por supuesto que lo de Vidal puede ser. Si uno hace una lectura respecto de él, obviamente ella le cubre flancos que él no tiene y podría ser perfectamente una situación superadora. Podría ser. 

-¿Cambiemos tiene hoy una alternativa que el peronismo prácticamente no tuvo cuando fue gobierno, que es contar con un dirigente que haga fácil el reemplazo?
-Sí. Cambiemos tiene dos dirigentes muy potentes. El peronismo, en algún momento lo tuvo a Duhalde, pero no con la imagen que tiene ella. Y también el PRO tiene a Larreta. Tiene sus recambios, pero a mí me da que Macri va a seguir.

-¿Dónde ve las principales diferencias entre Larreta y Vidal? ¿Hay algún aspecto hoy en el que él aventaje a ella?
-Creo que Vidal lo supera en todo, porque ella tiene un distrito muy complicado; ella le ganó a Cristina, de alguna manera, al ganarle a Aníbal. Además, ella es más carismática que él, y es la que más se contrapone con Macri.

-¿Cómo es esto?
-No es literal que se contrapone, sino que es una imagen diferente, más cálida; Larreta y Macri aparecen como más fríos. Ella está en una situación superadora respecto a todos. Larreta, lo que tiene es mucho para mostrar en la Capital. Pero ella tiene un distrito que cuando lo hace bien le da más prestigio y plafón, por ser la provincia de Buenos Aires. 


En el radicalismo enciendieron las alertas

Primero fue Alfredo Cornejo, presidente de la UCR nacional; después el exsenador Ernesto Sanz, uno de los hombres que más vínculos tiene con Mauricio Macri en el centenario partido y uno de los progenitores de Cambiemos. Ambos reclamaron, con pocas horas de diferencia, que el Gobierno debe empezar a mostrar resultados.

Alertados por la caída en la imagen de la gestión, los dirigentes del radicalismo coincidieron en que a las últimas elecciones Cambiemos las ganó en base a las expectativas a futuro del electorado, más que por los logros conseguidos, y que es momento de empezar a dar respuestas concretas. 

Cornejo habló de “incipientes mejoras; se bajó la inflación, mejoró el consumo y aumentaron la inversión y el empleo privados”; pero advirtió que en 2019 se evaluarán otras cosas, y en ese sentido pidió “acelerar las reformas”.

Sanz, en tanto, dijo que “en octubre, la gente nos votó más por expectativa. En 2019 nos va a votar si logramos transformar la expectativa en resultados”. Y agregó que “se vienen dos años donde Cambiemos va a tener que demostrar su capacidad de transformar el país”, para lo cual le asigna un rol importante al radicalismo, que sigue exigiendo, sin demasiado éxito hasta ahora, ser más partícipe en las decisiones.

Encuesta: fuerte caída del desempeño del gobierno

La encuesta de enero de la consultora Synopsis arrojó que la percepción pública del desempeño del Gobierno es negativa en casi un 41,4 por ciento (muy mala 27,3% y mala 14,1%), mientras que la positiva apenas alcanza el 38 por ciento (muy buena 15,8% y buena 22,2%). La percepción regular del desempeño del gobierno de Macri es del 19,3%, y el 1,3% de los encuestados no opinó.

Lo más grave es la evolución negativa de esa percepción, que hace tan solo dos meses (noviembre de 2017) llegaba a una positiva del 51,6%, para caer más de 13 puntos en dos meses. 

La inflación, la corrupción y el temor al de-sempleo ocupan los tres primeros lugares entre los principales problemas que afectan al país. Si se juntan las preocupaciones económicas (inflación y desempleo), la cifra as-ciende casi a la mitad de los encuestados (47,3%).

Quizá uno de los datos más preocupantes pa-ra el oficialismo es que, según la encuesta de Synopsis, el 42,6% de los consultados cree que la situación económica va a estar peor dentro de un año, y sólo el 29,7% es optimista en que mejorará. El 18,5% espera una situación similar a la actual, y el 9,1% no respondió. La mayoría cree que el rumbo económico tomado no es el correcto.
Publicada 24/01 | Imprimir | Enviar | + - Tamaño
 Comentarios (0)
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Nombre:  *
E-Mail: 
  Comentario: *
  Código Verificador: *


Frutal
Por que el tomate no toma café?
Porque toma-té
Festejo bostero
Daniel Ivoskus, legislador bonaerense por Cambiemos, fue uno de los políticos que estuvieron en la Bombonera para festejar el nuevo título de Boca Juniors
Cambio de mando en el PJ
Tras confirmarse su precandidatura a Diputado Nacional por la Provincia, Fernando Espinoza decidió tomarse licencia como presidente del PJ bonaerense.
Funcionarios en comunión por "Pelusa"
El intendente de La Plata, Julio Garro, y el Defensor del Pueblo Guido Lorenzino, se hicieron presentes en el Zoológico platense para hacer un seguimiento del estado de salud de la elefanta "Pelusa"
Funcionario borracho arriba del escenario
Se trata de Julián Barabino, el Director de Cultura de la Municipalidad de Río Gallegos quién se subió al escenario mientras tocaba la banda Pez, tomó el micrófono y se puso a cantar
El seleccionado argentino de fútbol empató anoche con Uruguay 0 a 0 y se mantiene en zona de repechaje rumbo al Mundial Rusia 2018
El tenista Juan Martín Del Potro escribió otra noche histórica en el Abierto de los Estados Unidos al derrotar en cuatro sets al suizo Roger Federer y avanzar a las semifinales del torneo, instancia en la que jugará mañana ante el número 1 del mundo, el español Rafael Nadal
El delantero Luis Suárez tomó parte de la actividad desarrollada esta tarde por el seleccionado uruguayo de fútbol y aún no fue descartado para el partido del próximo jueves ante la Argentina por las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Rusia 2018
Estudiantes de La Plata perdió esta noche ante el oportuno Nacional de Paraguay 1-0 en el Estadio Defensores del Chaco, en Asunción, en juego de ida por los octavos de final de la Copa Conmebol Sudamericana
Agencia CNA Todos los derechos Reservados 2008-2018 All rights reserved - Director Mario Baudry
Versión RSS | Versión Móvil | Términos y Condiciones | Consultas
Desarrollado por Serga.NET