Actualizado: Miércoles, 27 octubre 2021
21:21Hs.
La Plata
Los intendentes y el reparto de poder entre las tribus
Los diferentes grupos que integran los jefes comunales. El sector mayoritario que crece en la distribución de lugares estratégicos en sintonía con Máximo Kirchner. Los celos. Los que se muestran críticos. La Cámpora y su ambición por ganar territorialidad
Imprimir | Enviar | + - Tama�o
Primero en el Gobierno nacional y ahora en el bonaerense, tras la dura derrota del oficialismo en las PASO, los intendentes peronistas, fundamentalmente los del Conurbano, tomaron otra dimensión y ganaron un protagonismo que logra eclipsar la figura de la máxima autoridad provincial. Pero el de los jefes comunales no es un colectivo homogéneo: hay tribus, caciques sueltos y subalternos que empiezan a tomar mayor protagonismo.Hasta antes del recambio presidencial de 2019, las simpatías se dividían fundamentalmente en dos grupos. Por un lado, el Esmeralda, donde se aglutinaban Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Fernando Gray (Esteban Echeverría) Gabriel Katopodis (San Martín), Juan Zabaleta (Hurlingham) y el exmandamás de La Costa Juan Pablo de Jesús. Un sector que buscaba la renovación del peronismo.Por el otro lado estaba el grupo Fénix, integrado por la ahora vicegobernadora, Verónica Magario (La Matanza), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Gustavo Menéndez (Merlo), Ariel Sujarchuk (Escobar), Francisco Echarren (Castelli) y Juan Ustarroz (Mercedes). También estaba Walter Festa, que perdió Moreno hace dos años. Estos estaban más identificados con las banderas del kirchnerismo pero, excepto Ustarroz, sin ser parte de La Cámpora o el Instituto Patria. Al kirchnerismo duro siempre respondieron Jorge Ferraresi (Avellaneda), Mario Secco (Ensenada), Pablo Zurro (Pehuajó) y el ahora senador Francisco Durañona (San Antonio de Areco), como primeros exponentesAhora esas divisiones se fundieron, las fronteras son difusas, con nuevas comuniones y dirigentes que, por distintos motivos, muestran diferencias con quienes compartían los mismos objetivos hace poco más de dos años. En este nuevo orden aparece una tribu mayoritaria en la que confluyen las espadas principales de lo que fueron el Esmeralda y el Fénix. Trabajan en sintonía con Máximo Kirchner, con quien Insaurralde parece jugar de memoria y en reciprocidad. Tienen en los viejos barones un faro pero con una impronta diferente y quieren demostrar que el intendentismo es capaz de gobernar cosas más grandes que sus territorios comunales.Ese grupo mayoritario, con varias referencias, como los flamantes ministros provinciales Insaurralde y Nardini y los funcionarios nacionales Katopodis, Zabaleta y Santiago Maggiotti (Navarro), se extiende a Menéndez y Mauro García (General Rodríguez) en la Primera sección, y a Cascallares, Andrés Watson (Florencio Varela), Hernán Y Zurieta (Punta Indio), Nicolás Mantegazza (San Vicente), Marisa Fassi (Cañuelas) y Magario en la Tercera. La sintonía con la que han trabajado el jefe de Gabinete bonaerense y la vicegobernadora en las primeras dos semanas tras el recambio del equipo de Axel Kicillof muestra un cambio sustancial respecto al rol que la matancera tenía hasta entonces.El grupo, a través de los popes del Conurbano, tiene terminales en todas las secciones del interior (ver recuadros). En el caso de históricos barones, como Mario Ishii (José C. Paz), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Juan José Mussi (Berazategui) y Alejandro Granados (Ezeiza), son tomados por la transversalidad generacional de los antes mencionados como referentes con los que hablan a menudo y mantienen una relación de consulta y respeto.Distinta es la situación con Sujarchuk y Gray. El intendente de Escobar se ha mostrado muy crítico públicamente después del traspié electoral, y sus pares no coinciden con la actitud de exhibir las diferencias hacia fuera. Sujarchuk ha marcado como ninguno su desacuerdo con el rumbo de los gobiernos nacional y provincial, y hasta cuestionó algunas llegadas poselecciones, sobre todo en el equipo de Alberto Fernández. Hasta amenazó con dar el portazo en el Frente de Todos. Hay quienes dicen que el escobarense expresó descarnadamente lo que muchos piensan y solo él se animó a exponer. Otros aseguran que persigue un cargo y que se posiciona también para participar en entes relacionados con la hidrovía.No solamente Sujarchuk advierte que Insaurralde acapara demasiadas sillas en el Gobierno bonaerense para su gente y aliados. Es una sensación que recorre otras tribus de las que componen el variopinto Frente de Todos. Por eso se asegura que en noviembre habrá más cambios y arribarán al equipo de Kicillof representantes de otras fracciones.En tanto, Fernando Gray quedó ya en soledad cuando la sociedad Insaurralde Máximo impulsó la anticipación del recambio de autoridades partidarias para que el hijo de la vicepresidenta quede al frente del Partido Justicialista Bonaerense. A partir de allí se rompió la relación con el lomense, y si bien habla con otros alcaldes de la zona y fue visitado por Nardini en una de las primeras salidas del ministro de Infraestructura, la distancia con el grupo mayoritario es indisimulable.“Gray es un caso de estudio, está en un año de introspección, aislado. Hace un año que no participa de una reunión con intendentes”, aseveró un vocero de la Tercera. Un ejemplo de esa introspección fue el primer acto pos-PASO que hubo en Almirante Brown con la presencia el presidente Alberto Fernández: había una decena de jefes comunales de la región, pero el vecino Gray faltó a la cita. En Echeverría aseveran que el intendente recibe muchos llamados de colegas preocupados por el futuro del PJ y de sus propios distritos, donde se vislumbra una lucha abierta con La Cámpora por la sucesión en 2023.“Lo que pido es respeto por las instituciones, por mi Provincia, por el país, por la forma de gobernar. Pido que nos escuchemos, que haya consenso, diálogo. En este momento estamos distanciados de sectores que históricamente siempre han estado en el campo nacional y popular, y ni hablar en el peronismo”, le dijo Gray a La Tecla en una entrevista en julio. Con la realidad de las PASO sobre la mesa, ahora el alcalde suele repetir esas palabras en el distrito y a quienes lo llaman. No las replica en público porque dice que los replanteos deben resurgir después de las elecciones generales del 14 de noviembre.Más allá de las sociedades de hoy, que hacen tirar para el mismo lado a La Cámpora con el grupo que comanda Insaurralde, nadie es ajeno a que en el futuro cercano se abre una instancia de disputa interna por las sucesiones, que tiene como capítulo previo, a resolver con urgencia, la posibilidad de que puedan ser reelegidos aquellos que llevan dos mandatos consecutivos o más.Esas dificultades ya las viven en carne propia alcaldes como Juan Zabaleta, que, al salir de Hurlingham para convertirse en ministro de Desarrollo Social, le dejó el sillón al camporista Damián Selci. En la mayoría de los distritos, la organización K posiciona a un alfil para dar el zarpazo. Hoy, Mayra Mendoza (Quilmes) y Juan Ustarroz (Mercedes) son los emblemas como jefes comunales del espacio conducido por Máximo Kirchner, pero hay distritos del interior en los que gobierna un camporista o alguien muy cercano. Es una tribu con jefe definido, con soldados disciplinados y que desde su creación tiene un crecimiento sostenido a partir de lograr más y nuevos espacios de poder.Por su parte, Fernando Espinoza se para sobre la potencia electoral de La Matanza para aparecer como un jugador suelto de mucho peso, que, sin abrevar en el grupo mayoritario, habla con varios y ahora estará obligado a negociar políticas para su distrito con Nardini e Insaurralde. Suelen bromear entre los intendentes que cada vez que Espinoza la nombra, “La Matanza tiene 200.000 habitantes más”, respecto a que la densidad poblacional de la denominada quinta provincia adquiere una relevancia política y de poder sustancial.En esa categoría de barones independientes se debe mencionar al ensenadense Mario Secco, el ultra K al que responde el jefe comunal de Berisso, Fabián Cagliardi. De contacto directo con el Patria y buen vínculo con La Cámpora, Secco se diferencia del ahora ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, Jorge Ferraresi, porque en Avellaneda la convivencia con la organización que conduce Máximo no está tan aceitada y desde la orga le plan tan un posible sucesor. Ferraresi ha mejorado la relación con los intendentes peronistas, sobre todo de la Tercera. Habla mucho con Mariano Cascallares.Por otro lado está el Frente Renovador, que, sin pertenecer de lleno al PJ, es una pata importante de la alianza gobernante. Sergio Massa alinea a sus intendentes y está tratando de recomponer las relaciones con el jefe comunal de Tigre, Julio Zamora, quien aparece como independiente, tiene buen diálogo con el resto de los alcaldes y es uno de los que no les cuesta decir lo que piensa o ve. El massismo también apuesta a tener lugares en la próxima renovación del gabinete provincial, y desde el sector aseguran que ya hay una promesa en tal sentido, aunque sin detallar demasiado dónde se abriría la puerta.Distintas tribus, generaciones diferentes, realidades demográficas disímiles; todo confluye en el intendentismo de la coalición de gobierno, donde no siempre los objetivos caminan por el mismo carril. Primera sección: Un grupo mayoritario, caciques sueltos y lanzas camporistasEn la sección donde el FdT tiene la mayor cantidad de comunas (18) hay varios grupos y otros que juegan sueltos. El ahora ministro de Infraestructura, Leonardo Nardini, a quien reporta incondicionalmente su sucesora en Malvinas, Noelia Correa, mantiene una línea permanente con Gustavo Menéndez. El intendente de Merlo, a la vez, cobija a su par de General Rodríguez, Mauro García, quien también sintoniza con La Cámpora.Por coincidencia generacional e ideológica, Nardini y Menéndez coinciden con el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, y el secretario de Hábitat, Santiago Maggiotti.En San Martín, Katopodis dejó a su alfil, Fernando Moreira; y en Navarro, Maggiotti hizo lo propio con Facundo Diz. Distinta es la situación de Hurlingham, donde la salida de Zabaleta catapultó al sillón municipal al camporista Damián Selci. Otra tribu.La Cámpora tiene en la sección la intendencia de Mercedes, con Juan Ustarroz, de buena relación con los alcaldes del primer sector, sobre todo Nardini. En tanto, con Ustarroz se alinea Leonardo Boto, jefe comunal de Luján.Alberto Descalzo (Ituzaingó) es considerado un decano. Todos lo escuchan y tiene diálogo con el grupo mayoritario. Otro barón de la guardia vieja, Mario Ishii, sostiene su vínculo de cercanía con Axel Kicillof y juega de memoria con Nardini.La sociedad entre el grueso de intendentes de la Primera y la Tercera suma a Federico Achával (Pilar), vinculado a Martín Insaurralde. Quien ha quedado relegado de ese espacio es Ariel Sujarchuk. El mandamás de Escobar tomó distancia recientemente a partir de sus críticas públicas al rumbo del Gobierno y a los cambios realizados. Sus dichos no cayeron bien en la mayoría de las intendencias y en el sector que colocó los nuevos ministros.Mariel Fernández (Moreno) responde al Movimiento Evita y, pese a que esa organización tironea con La Cámpora, tiene diálogo con Máximo Kirchner. La intendenta fue clave para la reconciliación previa a las elecciones de 2019 entre el Evita y el Instituto Patria.Otro que pertenece a una tribu distinta es Lucas Ghi, de Nuevo Encuentro, espacio ultra K de línea directa con el Patria.Julio Zamora se alejó del massismo y dio algunas peleas en soledad y con la venia de alcaldes peronistas vecinos. Buena sintonía con el grupo mayoritario. Hay quienes aseguran que en Tigre se estarían recomponiendo las cosas entre el intendente y el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación.Los que sí se mantienen incondicionales a Massa son Juan Andreotti (San Fernando) y Javier Osuna (General Las Heras).Por último, Ricardo Curutchet, de Marcos Paz, es un radical que se hizo kirchnerista. Juega por su cuenta y cuando hay reunión de la Primera lo invitan, pero es un distrito chico.Segunda sección: Caudillos alineados y la ascendencia de la orgaEl intendente de Colón, Ricardo Casi, le reporta a Insaurralde, y sostiene un tándem de ascendencia en el peronismo seccional con Ricardo Alessandro, jefe comunal de Salto. Ambos de fuerte personalidad suelen mostrar públicamente sus enojos si las cosas no marchan como desean.En Exaltación de la Cruz gobierna Diego Nanni, quien responde al exsenador Ricardo Bozzani, quien a la vez trabaja en línea con el ministro Gabriel Katopodis. En esa correlación se sostiene el entendimiento entre Nanni y Casi.Insaurralde tiene terminales en distritos no gobernados por el FdT, como con los exlegisladores Manuel Elías, en Pergamino, y Andrés Quinteros, en San Nicolás. También con Juan Ramos (Baradero) y Damián Mosquera (San Pedro).La Cámpora gobierna Carmen de Areco con Iván Villagrán (que responde al senador Facundo Ballesteros) y tiene un aceitado vínculo con el mandamás de Baradero, Esteban Sanzio. Sindicalista del Smata, el alcalde fue acercado a la órbita ultra K por el senador Francisco Durañona y el exdiputado Mariano Pinedo. La orga, además, tiene ascendencia en varios distritos a través del armado de Ballesteros, Fernanda Díaz, Marina Moretti y Cecilia Comerio.Cecilio Salazar, del partido FE que se sumó al Frente de Todos después de haber estado en Cambiemos, abreva en Axel Kicillof a través de una relación que tejió el exjefe de Gabinete y ahora jefe de Asesores, Carlos Bianco. El arribo de Salazar al oficialismo provocó el reclamo de Julio Pángaro, histórico caudillo sanpedrino, y de su mujer, Ester Noat, que perdió con el jefe comunal.En Zárate, Osvaldo Cáffaro es un librepensador y tiene un abierto enfrentamiento con el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni. Por su parte, Carlos Puglielli, que será electo diputado provincial, pertenece al Frente Renovador.Tercera sección: La cabecera del intendentismo, el peso de La Matanza y un rebeladoMartín Insaurralde, ahora jefe de Gabinete bonaerense (dejó al frente de Lomas de Zamora a Marina Lesci), y Mariano Cascallares, alcalde de Almirante Brown y cabeza de lista para diputados por la sección, son amigos incondicionales y conducen el espacio que ganó terreno en el Ejecutivo. Nicolás Mantegazza (San Vicente) reporta al lomense, al igual que Hernán Y Zurieta a Cascallares, quien ayudó para que el intendente de Punta Indio llegara a la Dirección de Vialidad. En el distrito lo reemplaza David Angueira.Está en el grupo la alcaldesa de Cañuelas, Marisa Fassi, esposa del administrador nacional de Vialidad, Gustavo Arrieta.Viejos barones como Alejandro Granados y Juan José Mussi y el legislador Julio Pereyra son referencias para el sector de Insaurralde y Cacallares. En el caso de Ezeiza, en las prolongadas licencias de Alejandro Granados el Municipio queda en manos de su hijo Gastón, de mucha afinidad con los jefes de Almirante Brown y Lomas.Mussi, en tanto, es como un padre político, al igual que Pereyra. A través suyo comulga con el grupo el intendente de Florencio Varela, Andrés Watson. Jugaba en sintonía Fernando Gray, que se distanció cuando se paró de manos en la intempestiva renovación del PJ bonaerense que quería llevar adelante Máximo Kirchner y que, de alguna manera, se postergó por su lucha. Esa situación hizo que el mandamás de Esteban Echevarría e Insaurralde comenzaran a caminar por veredas diferentes. Gray mantiene contacto con otros colegas suyos, entre ellos, Nardini, con quien ya compartió acto.Fernando Espinoza, desde la fortaleza de La Matanza, se para en un pedestal que le da juego propio. El distrito tiene, además, la vicegobernación y la conducción del Senado, de la mano de Verónica Magario, quien coordina mucho con Insaurralde.Mayra Mendoza es la representante de La Cámpora que tiene la responsabilidad de dirigir el distrito más grande de todos los que posee la organización K. Se lleva bien con el resto de los popes de la sección, que a veces no coinciden en sus modos. En eso se asemeja a Mario Secco, alcalde de Ensenada, ultra K sin ser camporista. A Secco le reporta su vecino de Berisso, Fabián Cagliardi.Jorge Ferraresi, ministro de Desarrollo Territorial, reporta a Cristina, pero está enfrentado con La Cámpora por la sucesión territorial. Ferraresi, desde el ministerio ajustó el vínculo con el resto de los alcaldes, que destacan su predisposición.Por último, Blanca Cantero (Presidente Perón) pertenece al Frente Renovador, y prácticamente no participa del entramado político seccional.Cuarta sección: Seis intendencias con diferentes referencias en la zona y arribaWalter Torchio, intendente de Carlos Casares y primer candidato a senador por la Cuarta sección electoral, es la referencia seccional de Martín Insaurralde. También se ha mantenido cerca de la conducción del PJ tradicional el mandamás de Alberti, Germán Lago.En Pehuajó es amo y señor el utrakirchnerista Pablo Zurro. Su sobrino y actual secretario de Municipios de la Nación, Avelino Zurro, tiende los puentes con la intendenta de Carlos Tejedor, María Celia Gianini, y con el jefe comunal de Hipólito Yrigoyen, Ignacio Pugnaloni. Este, a su vez, tiene una muy buena relación con el grupo de intendentes con terminal en Gabriel Katopodis, a través del trabajo regional que hace el excalde de Guaminí y actual funcionario del Enohsa, Néstor Alvarez.En Leandro N. Alem, Carlos Ferraris responde al actual diputado Alberto Conocchiari, quien llegó al mundo K en épocas de la transversalidad y se quedó en el sector más tradicional del kirchnerismo.El massismo gobierna General Pinto a través de Jorge Zavatarelli, alfil del exintendente y actual ministro de Transportes de la Nación, Alexis Guerrera.Quinta sección: Los intendentes del vicejefe y la pata massista fortificada El jefe comunal del partido de La Costa y uno de los fundadores del grupo Esmeralda, Juan Pablo de Jesús, deja la Cámara de Diputados para ser el vicejefe de Gabinete de la Provincia, al lado de su amigo Insaurralde. Es quien concentra la operatividad del espacio referenciado en Insaurralde en la Quinta sección.Además de su sucesor en La Costa, Cristian Cardozo, se le acoplan Mar Chiquita (Jorge Paredi) y los distritos benjamines de la sección: Pila (Gustavo Walker), Tordillo (Héctor Olivera) y General Guido (Carlos Rocha).También hay un buen diálogo con De Jesús de parte del alcalde de General Paz, Juan Manuel Alvarez, quien además tiene sintonía fina con Francisco Echarren. El intendente de Castelli es uno de los que tienen juego propio, después de haber sido uno de los fundadores del grupo Fénix.Gustavo Barrera, de Villa Gesell, también tiene autonomía, adosada con una muy buena relación con Axel Kicillof. Es del grupo que comandó la campaña en el 2019.Al massismo reportan los jefes comunales de Chascomús (Javier Gastón) y General Alvarado (Sebastián Ianantuony). En tanto, en la sección se habla del acercamiento que el mandamás de Las Flores, Alberto Gelené, tiene con Sergio Massa, aunque también sostiene un diálogo fluido con De Jesús.La Cámpora, que no logra hacer pie en Mar del Plata, carece de intendentes en la sección.Sexta sección: Base en Monte Hermoso y varios que buscan reacomodamientosEl primer candidato a diputado por la sección e intendente de Monte Hermoso, Alejandro Dichiara, es quien tiene la línea directa con el jefe de Gabinete de la Provincia, al que también suele reportar el alcalde de Daireaux, Alejandro Acerbo. Julio Marini, jefe comunal de Benito Juárez, es uno de los viejos caudillos y referencia del peronismo de la sección que también mantienen contacto estrecho con Insaurralde. Otro de los jefes peronistas de la región es el senador Alfredo Fisher, a quien responde su sucesor en Laprida, Pablo Torres. Fisher jugó en tándem en su momento con el intendente de Gonzales Chaves, Eduardo Santillán, pero ahora actúan más por separado. Santillán tiene cierta cercanía al grupo de Insaurralde. José Nobre Ferreira, de Guaminí, se respalda en el exmandamás del distrito Néstor Alvarez, quien está en línea con el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis.Roberto Alvarez, de Tres Lomas, se referenciaba en el exalcalde de Saavedra Hugo Corvatta y el jefe comunal vecinalista de Coronel Suárez, Ricardo Moccero. En este caso, Moccero llegó a la intendencia con la boleta del Frente de Todos, pero ahora perdió la interna con el candidato peronista, Flavio Diez.Séptima sección: La obsesión de llegar con una representación chicaEl intendente de Veinticinco de Mayo, Hernán Ralinqueo, otrora Cámpora, se referencia ahora mucho más en la vicegobernadora, Verónica Magario, y, a partir de allí, es la punta de lanza de la sección para el jefe de Gabinete bonaerense. Marcos Pisano, de Bolívar, siempre se mantuvo en el Frente de Todos pero nunca dejó de ser un hombre vinculado a Eduardo “Bali” Bucca, quien regresó a las filas del oficialismo para encabezar la lista seccional de senadores, en un acuerdo con la superestructura del espacio. Llegar al piso para meter, al menos, un senador de los tres que se eligen es la obsesión del Frente de Todos en una región donde las intendencias que tiene el peronismo son más chicas que la mayoría con las que cuenta Juntos. El alcalde de Tapalqué, Gustavo Cocconi, juega con el peronismo seccional y tiene vínculos con el diputado Walter Abarca. Desde hace tiempo quiere dar el salto a la Legislatura. A algunos referentes peronistas de la sección no les gustó que se les impusieran candidaturas desde arriba. Juan Carlos “Chinchu” Gasparini, mandamás de Roque Pérez, siempre tuvo como faro político a Aníbal Fernández, quien volvió al primer plano con su designación como ministro de Seguridad de la Nación.Gray sigue plantado: La guerra por el peronismo bonaerense no terminóLa sociedad política Máximo Kirchner - Martín Insaurralde hizo público su poder de fuego con la intempestiva intención de renovar las autoridades del PJ antes de finalizado el mandato de la actual gestión, por la que rotan en la presidencia Fernando Gray y Gustavo Menéndez. El cambio en la titularidad del partido para el jefe de bloque de los diputados nacionales del Frente de Todos, conjuntamente con la designación de los delegados que componen el Consejo Provincial, quirúrgicamente repartidos por Máximo e Insaurralde, iba a ser en marzo, pero la intervención judicial de Gray hizo que quedara postergado. Luego de un revés que sufrió por parte del juez federal con competencia electoral de la Provincia, Alejo Ramos Padilla, el vice del PJ e intendente de Esteban Echeverría concurrió a la Cámara Nacional Electoral. El tribunal le dio la razón en cuanto a la suspensión de la convocatoria adelantada a las elecciones y dijo que las nuevas autoridades deben asumir cuando se cumpla el mandato de las actuales, en diciembre. Sin embargo, la Cámara no concedió la anulación de la elección.Gray espera por estas horas que el órgano judicial le habilite el pedido para que la causa sea elevada a la Corte Suprema. En caso de que la Cámara no lo avale, igual concurrirá al máximo tribunal, bajo el recurso de queja. “Sí o sí el tema termina en la Corte”, confiaron a La Tecla desde el entorno del jefe comunal. Entre los argumentos con los que Gray hará la presentación está que, por primera vez, los afiliados del PJ no elegirían a sus autoridades durante el voto, aunque en diciembre debiera haber elecciones para renovar los consejos distritales. Además, “de los treinta nombres del Consejo -que se quieren designar- hay doce que no son afiliados y, de esos, siete están afiliados a otro partido”, precisaron desde Echeverría. La presentación para pedir la nulidad de la elección en la Corte se basaría entonces en que no puede ser autoridad de un partido alguien que está afiliado a otro. Con la derrota electoral, Gray volvió a la carga para evitar que Máximo sea el presidente del Partido Justicialista bonaerense. Y si los comicios de noviembre ratifican el revés para el oficialismo, redoblará la apuesta, y ya no estaría tan solo en la cruzada
Autor de Nota: Mariela Branda
Imprimir | Enviar | + - Tama�o
 Comentarios (0)
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
¿Cuál es el colmo de un policía?
¡Que lo asalten las dudas!
Hasta Darth Vader se vacunó
Con el objetivo de generar conciencia, un vecino de la localidad de Los Hornos, en La Plata, asistió el domingo al vacunatorio disfrazado de Darth Vader
Homenaje massista a Meoni
El intendente Juan Andreotti, junto al ministro de Transporte, Alexis Guerrera; la Presidenta de AySA, Malena Galmarini y otros funcionarios inauguraron...
Vuelven las fiestas provinciales
“Somos el primer municipio en reactivar estas fiestas populares de manera presencial y al aire libre”. La frase le pertenece al intendente Gustavo Barrera
Chicana que no todos pueden entender
"A nosotros los muertos por el Covid nos duelen, para ellos son una oportunidad política", disparó el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero
La Liga española tomó cartas en el asunto y hoy afirmó a través de un comunicado que el jugador tiene una cláusula de rescisión.
Desde el club anunciaron que suspenderán las prácticas pero seguirán concentrado, tras confirmar que el entrenador de arqueros tiene coronavirus.
El sorteo de la fase final que formará el cuadro de la novena edición consecutiva de la Copa Argentina, torneo federal que tiene a River Plate como vigente campeón, se llevará a cabo esta tarde en el predio de la AFA, en Ezeiza
El argentino Diego Schwartzman (14to. en el ranking de la ATP) debutará ante el sudafricano Lloyd Harris (91ro) en el abierto de tenis de Australia, que comenzará en su cuadro principal el lunes próximo en Melbourne con la participación de otros cuatro compatriotas albicelestes, según determinó el el sorteo realizado hoy
Agencia CNA Todos los derechos Reservados 2008-2021 All rights reserved - Director Mario Baudry
Versión RSS | Versión Móvil | Términos y Condiciones | Consultas
Desarrollado por Serga.NET