04/01/2010 - 09:04hs.
Violenta guerra narco en San Martín
En las últimas semanas los asesinatos entre la banda de “Los Gardelitos” y “Los Ranitas” en el partido de General San Martín han dejado otra vez al descubierto las sangrientas peleas en la Villa Korea y en tantas otras por el control del negocio millonario del narcotráfico en ellas
Imprimir | + - Tama�o

El libro de Cristian Alarcón, “Cuando me muera quiero que me toquen cumbia. Vidas de pibes chorros” es la investigación periodística más rigurosa y profunda que se haya hecho sobre la vida en las villas, la delincuencia y el negocio de la droga en la zona norte del conurbano bonaerense. Esa exhaustiva producción fue editada en el año 2003 y aún hoy resulta una de las mejores herramientas para analizar la incidencia del narcotráfico en las villas y las luchas entre bandas que allí se desarrollan cotidianamente por el control del negocio.

De acuerdo con una nota del diario Clarín, basada en estadísticas de la Procuración de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires, el 33 por ciento de la droga secuestrada en operativos proviene del partido de San Martín, seguido de La Plata y Lomas de Zamora, con el 10 y el 8 por ciento respectivamente. Si bien durante 2009 se han realizado alrededor de 8 mil procedimientos antidroga, el conflicto de intereses narcos en las villas de San Martín no deja de ser un flagelo preocupante.

En las últimas semanas, la guerra entre dos bandos por el negocio del narcotráfico en la Villa Korea (partido de San Martín), ha expuesto una vez más los intereses y las mafias que se cruzan para tener el control. Hace dos meses, Marcelo “Floyd” Soria, uno de los miembros de la familia que conforma “Los Gardelitos” fue asesinado en la villa ubicada en José León Suárez presuntamente por Nacho Barreda, integrante de “Los Ranitas”. A raíz de este hecho, el domingo 27 de diciembre, Gabriel Castrogiovanni, de 22 años, fue asesinado a modo de venganza. Sin embargo, esto habría sido un error, ya que en realidad buscaban a Barreda quien tiene un auto casi idéntico al del joven muerto.

Los intrincados encontronazos no terminaron allí, porque alrededor de la medianoche de ese mismo domingo, fue asesinado en el barrio de Santa Rita, en Boulogne, Germán Alejandro “Pichi” Bustamante, otro de los miembros de “Los Gardelitos”. Tanto el “Pichi” como “Floyd” eran familiares de Claudio Soria, creador de la banda quien, a pesar de decir que está fuera del negocio viviendo en un country de Pilar, estaría aún llevando las riendas.

El caso del choque de bandas por el control del dinero del narcotráfico en la Villa Korea es apenas un recorte de otros tantos casos que se dan en varias villas de la provincia.

Los “transas” involucrados en el negocio de la droga son detestados por los habitantes de las villas, es por eso que, como explican agentes de la policía, deben ser ubicados en cárceles especiales, lejos del resto de los reclusos que de otra manera los atacarían al llegar. El negocio millonario de las drogas no nace en las villas pero encuentra allí su mayor crueldad, actuando como un verdugo sin piedad de los “pibes chorros” que retrata Alarcón.

Agencia CNA Todos los derechos Reservados 2008-2022 All rights reserved - Director Mario Baudry