13/09/2011 - 06:33hs.
El caso Candela y un giro inesperado en la causa
Las pericias determinaron que la nena de 11 años fue abusada durante los días en cautiverio. El dato reconfigura las principales hipótesis sobre el crimen. La Policía demoró a dos hombres, uno es un remisero y el otro estaba hospitalizado. Los excarcelados seguirán procesados
Imprimir | + - Tama�o

La autopsia final realizada sobre el cuerpo de Candela Sol Rodriguez, reveló que la menor fue abusada antes del crimen.

Si bien en la primera autopsia no se detectó el abuso, en el informe final presentado el viernes por la médica patóloga del Juzgado de Morón confirma el dato.

Este avance en la causa, según informó C5N, podría llegar a modificar el cambio de calificación del expediente, ya que existe un componente sexual en el ataque sufrido por Candela.

El estudio patológico habla de un abuso durante el cautiverio. La menor fue atacada antes de ser asesinada, si bien no se encontraron rastros de semen, lo cual permitiría realizar un ADN.

El Dr. Osvaldo Raffo, el mayor forense de la Argentina, tuvo acceso a los datos de la autopsia el día viernes, y confirmó a C5N que la mecánica de la muerte, por lo general, está relacionada a un delito de componente sexual.

Por lo cual, podría retomarse la hipótesis que vincula el caso a las redes de trata de personas. Según adelantaron, detrás de este abuso podría estar el móvil del ataque, que hasta ahora se presenta confuso.

Demorados

La Policía demoró ayer a dos hombres durante allanamientos y procedimientos realizados en el distrito de Hurlingham en el marco de la investigación por el secuestro y asesinato de Candela Rodríguez, de 11 años, elevando así a ocho los sospechosos apresados por caso, aunque en la misma jornada la Justicia disponía la excarcelación de tres de los seis detenidos que había hasta la víspera, si bien los liberados continuarán imputados.

Estas novedades se produjeron en el marco de una serie de allanamientos -ocho en total- realizados en diversos puntos de Hurlingham y Morón, incluida nuevamente la vivienda, deshabitada, de la calle Kiernan 922, de la localidad de Villa Tesei, donde, según la investigación, habría estado cautiva Candela, y de la que ayer la Policía se llevó al perro al que alimentaba uno de los detenidos.

Agencia CNA Todos los derechos Reservados 2008-2022 All rights reserved - Director Mario Baudry