07/06/2019 - 09:19hs.
El poroteo seccional de Cambiemos
Dirigentes del PRO, el radicalismo y la Coalición Cívica se miden y analizan los lugares en las listas. Ya hay tanteos y movidas en la mira. Se agrega la incertidumbre por el posible acuerdo de adhesiones
Imprimir | + - Tamaño
Cuando restan menos de 20 días para el cierre de listas, en el frente Cambiemos de la Provincia se impone una premisa: la lapicera la tendrá el actual jefe de Gabinete, Federico Salvai, por disposición de María Eugenia Vidal. El coordinador de calle 6 deberá articular con todos los sectores en un contexto de incertidumbre, agravado en las últimas horas por la posibilidad de que Vidal vaya adherida a la boleta de Alternativa Federal, lo que podría restar chances a los legisladores del oficialismo.

Con una economía que no despega, y con Mauricio Macri en baja, Cambiemos aspira, de mínima, a realizar una performance que le permita man-tener las bancas conseguidas en 2015, cuando el contexto era otro: gobernaba el Frente para la Victoria y Cambiemos sorprendió en la mayoría de las secciones. 

La referencia de 2015 reduce el margen de los pedidos y hace pensar a los que hasta hace poco añoraban con un resultado similar al de 2017 cuando la coalición oficialista arrolló en el in-terior y blindó a Vidal en el Senado. Son muchos los que piden.

El mensaje es que se tendrá consideración con todos los que puedan renovar, aunque esa idea se baja al territorio con precaución. En 2019 hace su debut la paridad y, eso dicen por lo bajo, complica todo. “Es imposible que renueven todos”, afirma un miembro de Gobernación al tanto de las conversaciones. 

Con esta salvedad por delante, las mujeres tienen mejores chances para renovar. Además de los hombres que queden relegados por el cupo femenino, también están aquellos que queden fuera por falta de respaldo. 

De cualquier modo, hay algunos casilleros que se liberarán y sobre ellos la rosca política en-trará a jugar con toda su fuerza. Cambiemos tiene como objetivo mantener las 13 bancas. Para eso buscará hacer equilibrio con los armados locales en pos de asegurar el principal fin de todos: garantizar un nuevo mandato de Vidal.

Sin embargo, las discusiones y los cruces no se podrán evitar. Los reclamos de “justicia” aparecen como otro aspecto de las discusiones. La conformación de listas ha dejado sectores heridos. No se trata solo de dirigentes puntuales sino de espacios de poder que se libran a nivel seccional. 

Los heridos cuestionan los pasados cierres de listados sobre la base de cantidad de votos en distritos o poder territorial, a veces subestimado por la cúpula. Es el caso de la Unión Cívica Radical en la Tercera. Allí, los boinas blancas gobiernan cuatro distritos, pero el cierre, históricamente, quedó en manos de los popes del Conurbano. ¿Cambiará? Calle 6 busca concentrar sus mayores esfuerzos en el Gran Buenos Aires, más aún en un territorio más afín al peronismo, que le ha sido siempre esquivo.

Otro caso es lo que ocurre con el partido FE. El espacio fundado Gerónimo “Momo” Venegas salió a reclamar más atención de parte de la conducción bonaerense, y hasta amagó con la ruptura. El sector reclama la renovación de su lugar en la Quinta, y pide uno potable en la Segunda, como uno de los partidos que tienen territorio en la región. Desde calle 6 dicen que el lugar en la Quinta es casi un hecho, mientras que el de la Segunda es materia de 
análisis.

Hace cuatro años se sentaron a la mesa de negociaciones un puñado de dirigentes: el intendente de Vicente López y titular del PRO bonaerense, Jorge Macri; el entonces principal armador de Mauricio Macri, Emilio Monzó; Federico Salvai; y Daniel Salvador yErnesto Sanz por la UCR. Esa mesa recibió, además, los pedidos de Elisa Carrió.

Con otro escenario, cada uno de los actores buscará incidir nuevamente y que sus espacios les sean respetados. Emilio Monzó busca preservar dos diputados por la Cuarta y dos senadores, uno por la Segunda y otro por la Octava, donde debe revalidar su hermano Gabriel. Marcelo Daletto, diputado por la Cuarta, tiene su lugar asegurado: es el actual titular de la comisión de Presupuesto de la Cámara Baja. 

Si bien no hubo conversaciones finas sobre el cierre de listas, Salvai encabezó reuniones con Daniel Salvador, titular de la UCR provincial, y la diputada Maricel Etchecoin Moro, titular de la Asamblea nacional de la CC.

Carrió ya realizó una petición expresa: pidió por los senadores Andrés de Leo -titular de la CC-ARI bonaerense- por la Sexta y Elisa Carca por la Segunda. Se negocia un lugar más.
Por su parte, Daniel Salvador, como presidente partidario, es quien recibe los pedidos de los diferentes sectores y mantiene diálogo con los diferentes referentes seccionales. Tiene por delante mantener las siete bancas conseguidas en 2015 y hacer frente a los reclamos de la Tercera y la Octava, donde el radicalismo exige.

La definición será mano a mano frente a Salvai como parte de una negociación global, en la que se mirarán todas las secciones en su conjunto y que ocurrirá al filo de la fecha para la presentación. 

Por las dudas, desde Gobernación avisan, en medio de las versiones: “Los que se apuntan a aparecer en las listas 20 días antes del cierre son los que el 22 de junio no están”. 


Primera Sección

El rumor más persistente es que el ac-tual ministro de Gobierno, Joaquín de la Torre, encabezará la nómina. La versión tomó fuerza luego de que el actual funcionario se bajara de la compulsa por el sillón municipal. Sin embargo, desde su entorno lo desmienten. No le interesa, aseguran. Aun así, el hombre de San Miguel se predispone como soldado. “Hará lo que le diga la Gobernadora”, afirman.

Más allá de esa cabeza, el hombre fuerte de la sección es el intendente de Vicente López y presidente del PRO, Jorge Macri. El actual alcalde pidió por la continuidad de César “Tuta” Torres y Verónica Barbieri, y se presume que su lugar está casi garantizado.
 
Quien se suma a la discusión es Ramiro Tagliaferro. El jefe comunal de Morón deberá inclinarse por un candidato o candidata. En tanto, Gustavo Posse, el mandamás de San Isidro, también solicitó su lugar. Se trata del que ocupa Walter Carusso. Aunque ha bajado su consideración en calle 6, tiene una alianza de fierro con Jorge Macri.

Con todo, Cambiemos pone en juego cinco lugares. La lilita María Rosa Batalla es otra que puede ingresar en la conversación, de acuerdo a los pedidos de la Coalición Cívica. El subsecretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell, de San Fernando, puede también tener su aporte. 


Segunda Sección

Si se repite la elección de 2015, el oficialismo accederá a tres lugares. Poco para to-dos los que piden. La nómina estuvo en-cabezada en 2015 por Marcelo Pacífico, hombre de Emilio Monzó. Por lo pronto, ya hay un pedido de Elisa Carrió: la renovación de Elisa Carca, de San Nicolás. 

Por otro lado se encuentra el lugar del radicalismo. Marcelo di Leo, titular de la UCR de San Nicolás y hombre de Sanz, tiene el respaldo para continuar en el cargo de buena parte de dirigentes partidarios, concejales y funcionarios municipales, que le acercaron esa inquietud en persona a Daniel Salvador. 

En la sección son fuertes los Passaglia, que gobiernan San Nicolás. Tanto el histórico Ismael como el actual intendente Manuel participan de las conversaciones. En 2017 pusieron en la cabeza de lista de diputados a Ismael Santiago Passaglia. 

Quien también se sube a la ola de pedidos es Daniel el “Tano” Angelici, a quien le comprometieron un lugar. Si es por la Segunda buscará sumar a Orlando Yans. A su vez aparece el reclamo de FE. El partido que supo conducir Venegas solicita la cabeza seccional por “justicia”. 

Cecilio Salazar, hombre de sus filas, manda en San Pedro. Desde allí se quejan que Pergamino, Zárate y San Nicolás ya fueron beneficiados.



Tercera Sección

La cabeza de lista se definirá entre el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai, y Néstor Grindetti, hombre fuerte del partido PRO en la Tercera. Walter Lanaro, hombre de Salvai, y María Lorena Petrovich, quien responde al mandamás de Lanús, tienen prácticamente asegurado su lugar para renovar.

Quien parece afuera es Eduardo “Rulo” Schiavo, que accedió en 2015 por el sector del exlegislador Federico Scarabino, y ha sido contenido en el último tiempo por el monzoísmo. La tarea en esta sección es ardua. Si bien se renuevan 9 lugares, Cambiemos solo consiguió 3. Emilio Monzó anotó un nombre: Juan Demarco, director del Renaper y oriundo de Punta Indio. A él se suma, sin embargo, Martiniano Molina (Quilmes), quien pretende tallar en la discusión. Su lugar puede ser “pagado” con Maru Sotolano, que es secretaria de Derechos Humanos en su municipio, aunque tiene línea directa con Jorge Macri. 

Sin embargo, la Unión Cívica Radical presiona para llevarse un casillero “expectante”. El partido centenario gobierna cuatro municipios de lo que se considera la “Tercera chica” y tiene expectativas en alzarse en otros dos más: Cañuelas y Punta Indio. Sonó el intendente de Magdalena, Gonzalo Peluso. El lugar lo cerrarán los cuatro alcaldes radicales, pese a las demandas de dirigentes del Conurbano. 


Cuarta Sección

En su tierra, lo que pueda llegar a negociar Emilio Monzó es un interrogante. Ya no tiene el acceso a la lapicera, como en 2015, cuando era uno de los principales armadores de Cambiemos. Ese año se llevó dos lugares, otros dos Jorge Macri y dos la UCR. En principio, los espacios se mantienen. Monzó pidió por Marcelo Daletto, quien estuvo al frente de la boleta, y el mandamás de Vicente López solicitó el lugar para que renueve Mauricio Vivani, de Nueve de Julio. 

A su vez, la radical Vanesa Zuccari (Lincoln), con el respaldo del exsenador Ernesto Sanz, tiene aval para seguir. En 2015 accedieron cuatro hombres y dos mujeres. Por paridad, no todos podrán renovar. Quien parece haberse bajado de la compulsa es el radical Jorge Silvestre (Nueve de Julio), quien cumple dos mandatos.

Alineado inicialmente con Ricardo Alfonsín, tras su distancia se mantuvo en Cambiemos, con Miguel Bazze. Su sector interno tiene menos peso y el lugar puede quedar a disposición de Salvador. En tanto, María Laura Ricchini, dirigente de Petrecca y terminal política con Jorge Macri, se mantiene en las conversaciones para continuar. Por su parte, el del monzoísta Oscar Sánchez es un lugar pedido, pero aún sin una clara confirmación. El tomó la vacante que dejó Sebastián García de Luca, hoy viceministro del Interior de la Nación, y con pase solicitado a la boleta de diputados nacionales. 


Quinta Sección

La lista se conduce desde Mar del Plata, según confían desde algunos sectores. Quien encabezó en 2015 fue el diputado boina blanca Maximiliano Abad, ahora subido a la pelea local. Abad llegó a un acuerdo con la radical Vilma Baragiola, que también busca la intendencia. Quien se baje de los dos tendrá su lugar en la boleta seccional.

El diputado lilito Guillermo Castello no renovará su banca de legislador y decidió competir en Mar del Plata. Sin embargo, esa definición trae aparejado un interrogante. No está claro si la Coalición Cívica pedirá mantener ese lugar en la sección o, en todo caso, pedirá sumar una banca en cualquiera del resto de las secciones.  Por otro lado, la boleta representa 
un dilema.

Allí, la UTA busca la renovación de Martín Domínguez Yelpo, mientras que la UATRE hace lo propio con Roberto Rago. Sin embargo, el PRO puro buscará tallar. En tanto, el radicalismo buscará un segundo lugar. Gobierna 11 distritos en la sección. Liliana Denot, que se mostró crítica de Cambiemos, tiene pocas chances. Miguel Lunghi y el diputado Carlos Fernández, vice de la UCR bo-naerense, aceleraron las conversaciones, aunque aún no hay definiciones. 


Sexta Sección

Nidia Moirano, quien alguna vez fue la única legisladora del PRO en la Cámara Alta, tiene desde antes de la discusión el pulgar levantado. También lo tiene Andrés de Leo, el titular de la Coalición Cívica de la provincia de Buenos Aires. Elisa Carrió pidió que se le respete ese lugar de modo expreso. Ambos son oriundos de Bahía Blanca, una suerte de capital de la Sexta.

Quien también trabaja por la renovación es Julieta Centeno, oriunda de Tres Arroyos, aunque con “banca” del mandamás bahiense, Héctor Gay. Los tres reelegirían, aunque en el medio hay pedidos de Nación. A su vez, el radical Horacio López, actual vicepresidente de la Cámara de Senadores y exintendente de Puán, anunció que no competirá por un tercer mandato. Ya hay un reemplazante. Se trata de David Hirtz. 

El actual intendente de Adolfo Alsina tiene el respaldo del Grupo Cochicó, línea interna del radicalismo que, además de López, integran ex jefes comunales, exlegisladores y actuales intendentes de la Sexta sección electoral. El espacio ya le trasladó a Salvador que buscan que ocupe un lugar entre los dos primeros. Es un hecho que entre los cuatro primeros, el PRO buscará un segundo lugar. La performance de 2015 se mira como referencia. 


Séptima Sección

Los lugares a entrar en la Séptima son muy pocos. Y muchos los nombres para dar pelea. En 2015, Cambiemos ingresó tres de los seis en juego, y esta vez, todo pa-rece indicar que los lugares se podrían respetar, aunque con cambios. Por caso, el ahora licenciado presidente de Diputados, Manuel Mosca -fue denunciado por abuso sexual-, deja liberada la cabeza de la nómina, y le reservarían para su gente el puesto tres, que podría ser para la secretaria legislativa de la cámara, Cristina Tabolaro, o la titular de Anses de Bolívar, Sandra Santos.

En lo que respecta al 1 de la lista, hoy por hoy se lo queda la diputada saladillense Alejandra Lorden, de estrecha relación con Daniel Salvador y recientemente nombrada miembro de la comisión de Acción Política de la UCR nacional. El lugar dos sería para un dirigente del PRO, y quien suena con fuerza es el director provincial de Subsidios y Subvenciones del Ministerio de Gobierno, Juan Carrara, hombre de Alex Campbell. Quien no cobraría en esta oportunidad es Eduardo “Changui” Barragán. Primero, porque pertenece a la Quinta, y segundo, porque su jefe político, Daniel Angelici, usaría su cupo en otra sección, aparentemente en la Segunda. Como se dijo tiempo atrás, la Coalición Cívica ya consiguió un escaño en 2017, con la senadora Carolina Tironi.


Octava Sección

Por el momento, no hay definiciones en la sección Capital, aunque desde el entorno del intendente Julio Garro aseguran que el lugar uno de la lista será para la presidenta del Concejo Deliberante, Ileana Cid. 

Esto significaría que el puesto tres, también sería para una mujer. Se anota para renovar Pilar Ayllon, quien cuando ingresó, en 2015, lo hizo también de la mano del jefe comunal. A priori parece mucho. Hasta hace un tiempo se rumoreó la posibilidad de que el actual secretario general de la Provincia, Fabián Perechodnik, encabezara la nómina, pero el rumor se fue desinflando de a poco.

Los otros dos senadores que buscar renovar son Juan Pablo Allan -algunos dicen que aún con chances de encabezar- y Gabriel Monzó, hermano de Emilio -presidente de la Cámara de Diputados nacional-, quien todavía no decidió su futuro. Dicen que el radicalismo, también va a pelear por una de las tres candidaturas de La Plata. Por el momento, no suenan nombres. 
Agencia CNA Todos los derechos Reservados 2008-2019 All rights reserved - Director Mario Baudry