07/01/2022 - 11:49hs.
Las universidades nacionales, en problemas por el rechazo al Presupuesto 2022
La no aprobación de la previsión de gastos y recursos por parte del Congreso pone en aprietos a las casas de estudios, incluidas las que tienen sede en la Provincia. Los rectores aseguran que el funcionamiento está garantizada para este año, aunque hay incertidumbre respecto de compras o realización de obras.
Imprimir | + - Tama�o
El NO de la oposición en el Congreso Nacional al Presupuesto 2022, obligó al gobierno de Alberto Fernández a prorrogar la previsión de recursos y gastos del año anterior, una situación que repercute en el ámbito educativo. En concreto, la situación se complica en las universidades nacionales, entre ellas las que tienen asiento en la provincia de Buenos Aires.

Al respecto, el rector de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP), Alfredo Lazzeretti, resolvió prorrogar el Presupuesto 2021 debido a que el Congreso Nacional no aprobó el nuevo presupuesto nacional, por lo que el sostenimiento financiero de la Alta Casa de Estudios dependerá ahora de los refuerzos que envíe Nación.

Según informa La Tecla Mar del Plata, Lazzeretti  prorrogó el presupuesto universitario de 2021, debido a que “el Congreso de la Nación no ha aprobado antes del 31 de diciembre el correspondiente Presupuesto para el Ejercicio 2022”. Para el funcionario, “la prórroga del presupuesto anterior vigente es una solución técnica y jurídica que salvaguarda la actividad de la Institución hasta tanto se sancione una nueva ley, y consecuentemente una nueva ordenanza”.

La decisión se toma en base a los dispuesto por la Ley 24.156 Administración Financiera y de los Sistema de Control del Sector Público Nacional, que dispone que si al inicio de un ejercicio financiero no se encontrare aprobado el Presupuesto General de la Administración Nacional, regirá el que estuvo en vigencia el año anterior con las adecuaciones que deberá hacer el Poder Ejecutivo Nacional.

Asimismo, el artículo 141° del Estatuto de la UNMDP establece que si al inicio del nuevo ejercicio financiero no se encontrara aprobado el presupuesto anual, se prorrogará automáticamente la vigencia del aprobado el año anterior, a cuyos recursos deberán incorporarse los remanentes del ejercicio anterior y los incrementos asignados por el Presupuesto Nacional.

A fines de 2021, el Consejo Superior de la UNMdP había aprobado el Presupuesto 2022, que ascendía a $7,8 mil millones, con un aumento anual del 59%; sin embargo, seguirá rigiendo el número de 2021, de $4,9 mil millones. Si bien Lazzeretti mantuvo la vigencia de la distribución de los fondos previstos para 2022, ello “queda supeditado a los créditos y refuerzos presupuestarios adicionales al presupuesto prorrogado que envíe el Ministerio de Educación durante la ejecución del ejercicio 2022”.

Por su parte, el rector de la Universidad Nacional del Sur, Daniel Vega, aseguró a La Tecla.info: "Lamentablemente el no contar con un presupuesto aprobado por el Congreso Nacional afecta seriamente el normal funcionamiento de nuestras universidades. 
Más allá de que un presupuesto puede ser mejor o peor para nuestra institución, es una herramienta fundamental para planificar todas las actividades del año; desde el pago de los servicios hasta los planes de obra para atender cuestiones de seguridad e higiene críticas, por citar dos ejemplos. 

"En el contexto actual, donde la inflación pareciera tener pocas miras de disminuir, al menos de manera significativa y con una inflación acumulada durante el 2021 del orden del 50%, el panorama es realmente preocupante e incierto", expresó.

"De todas maneras, confío en que desde el poder ejecutivo se acompañe y fortalezca la propuesta presupuestaria que fuera elevada al Congreso como para que nuestras universidades puedan planificar su funcionamiento en un año en el que además tendremos que atender las complejidades propias de la pandemia y sus graves consecuencias", añadió.

En tanto, Guillermo Tamarit, rector de la Universidad Nacional del Noroeste de la provincia de Buenos Aires (UNNOBA) consideró que el rechazo en el Congreso "afecta porque no tenemos, como todo el Estado nacional, ninguna certeza respecto de recursos para nuestras necesidades. Al recharse el Presupuesto en el Congreso va a haber una prórroga del vigente, y en base a eso vamos a ir analizando cómo afrontamos cada tema puntual".

"Es muy difícil administrarse, sobre todo en los gastos no recurrentes, como planificar obras, licitaciones o compra de equipamiento, no tanto para pago de salarios o servicios, donde vos podés tener una previsión", añadió.

Por otra parte, Tamarit estimó que "está garantizado el funcionamiento de las universidades, de eso no hay ninguna duda. Lo que se complica es programar en base a un Presupuesto, porque además tenemos la misma plata con una previsión inflacionaria para este año que no conocemos".
Agencia CNA Todos los derechos Reservados 2008-2022 All rights reserved - Director Mario Baudry