22/09/2022 - 09:59hs.
¿Es posible un acuerdo político?
Luego del atentado a Cristina Kirchner se abrió la posibilidad de que oficialismo y oposición se sienten a dialogar por una “convivencia democrática”. Qué chances hay de que esto se concrete
Imprimir | + - Tama�o
La noche del 1 de septiembre de 2022, un hombre quiso matar a la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. El sujeto, luego identificado como Fernando Sabag Montiel, gatilló dos veces a centímetros del rostro de la expresidenta, pero la bala no salió. 

En los minutos y las horas posteriores al episodio, las redes sociales se llenaron de mensajes de repudio al violento hecho, y hasta hubo manifestaciones de solidaridad para con una de las líderes del Frente de Todos de gran parte de la oposición. 

A raíz de lo sucedido comenzó a circular la posibilidad (y necesidad) de que la política firme un gran acuerdo que siente las bases de una sociedad libre de violencia, y que se ponga en común una agenda conjunta de políticas impostergables para alcanzar la convivencia democrática. La Iglesia católica hizo su parte: una semana después del ataque convocó a una “Misa por la paz y la fraternidad de los argentinos” en la Basílica de Luján. Los partidos que integran el Frente de Todos tuvieron una asistencia perfecta, y de Juntos por el Cambio, en tanto, fueron solamente dos intendentes del interior: Franco Flexas (General Viamonte) y Martín Randazzo (General La Madrid). Ambos radicales pasaron casi inadvertidos entre la muchedumbre que se acercó a la catedral. Es más, algunos de sus propios colegas y correligionarios no estaban al tanto de su presencia en el oficio religioso. 

Ahora, bien, ¿es posible alcanzar este gran acuerdo entre oficialismo y oposición? “No sé si habrá acuerdo político, por los actores, espero que sí. Deseo que así sea, y por eso fui a la misa. Mucha gente ha quedado descontenta conmigo, pero otros entendieron. La ciudadanía pide bajar un cambio, porque ya no se aguanta más este nivel de confrontación”, reveló Flexas en diálogo con La Tecla. Y añadió: “Hay que asistir y estar ante cualquier intento de diálogo y llamado a la paz. Aun cuando sea o no sincero, hay que asistir las veces que sean necesarias. Desde los dos lugares tenemos que arrimar posiciones. El oficialismo, por un lado, tiene que bajar algunas banderas; eso puede ayudar a que cuando haya algún llamado al diálogo se sienta sincero desde el otro lado. Las posiciones están muy extremas, pero hay que pensar en la mayoría de la población, que necesita que haya puntos de acuerdo”. 

En este sentido, para el jefe comunal no es absolutamente necesario que el acuerdo se dé en el Congreso. “Puede ser en una mesa, con unas sillas y en un lugar donde se pueda hablar tranquilamente de lo que se coincide en términos generales; hasta dónde va a llegar uno y hasta dónde va a llegar el otro. Esto no significa que no se marquen las diferencias, pero no desde la violencia y el no diálogo. Puntos de acuerdo tienen que haber, porque todos queremos mejorar el país”. 

Desde el otro lado de la vereda, quien se manifestó al respecto fue el ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque. “Rescato la presencia de algunos intendentes de la oposición. Después, si hubo una decisión o si desde la oposición entendieron que no estaban las condiciones para participar, o si hubo otras interpretaciones, eso nos excede; lo importante es que el espíritu de la convocatoria estuvo, y todos abogamos por entrar en una etapa de racionalidad y salir de las chicanas”, dijo, y afirmó que la misa era una buena oportunidad para mostrar una cercanía entre los sectores, pero que no será la única. 

Por ahora, un posible acuerdo político entre oficialismo y oposición parece cada vez más lejano. Y esta distancia se alarga un poco más, a medida que las elecciones se acercan.


CARLOS GERMANO
“No están dadas las condiciones para generar un diálogo”


En comunicación con La Tecla, el analista Carlos Germano descartó la posibilidad de un acuerdo político entre oficialismo y oposición, debido a que “no están dadas las condiciones para generar un diálogo”. En este sentido consideró que “primero tiene que partir de un hecho de confianza, y esa confianza no existe, ni de un lado ni del otro. 

Lo que prevalece fuertemente es el nivel de confrontación” Germano analizó: “Ante un hecho tan traumático como el que vivió la Argentina, donde casi asesinan a la dirigente más importante del país, los últimos sondeos indican que seis de cada diez personas creen que fue armado o una ficción. Una gran mayoría piensa que esto es una ficción. Hay un grado de ruptura y disociación entre la sociedad y la política que cada vez se profundiza más”. 

Asimismo señaló que “para un año electoral que se avecina, donde la política ya está pensando todo en función del 2023, para mí es prácticamente imposible. Hoy no veo ninguna chance de que se pueda encontrar un camino”. Añadió el consultor: “Tras el alivio de aire fresco que fue la foto del Senado al rato del atentado, media hora después, en el discurso, el Presidente tiró todo por la borda. Si desde la máxima autoridad argentina se plantea entre los responsables a la oposición, se hace imposible”. Por último lamentó que “lo que se ve es que se va a profundizar la pelea, porque el escenario electoral está lanzado. Es políticamente correcto decirlo, pero posibilidades ciertas, ninguna”.

La convocatoria no puede salir de la grieta

Para el expresidente Eduardo Duhalde “es ridículo pensar que puede convocar el Gobierno o la oposición” a una mesa de diálogo. “Eso no sucede. ¿Quién convocó en 2001? La Iglesia católica. Pero ya convocó: hace cuatro años que viene convocando, junto a las otras religiones”, agregó. “Yo voy a ir al lugar al que me convoquen. Mi vida está vinculada con la unión. Cuando asumí como Presidente fue con la condición de que me apoyaran todos. Fue muy fácil gobernar cuando estábamos todos juntos”, sostuvo el exmandatario nacional.

GUSTAVO POSSE
“El oficialismo es quien tiene que convocar con una agenda seria”


Poco después de la misa en la Basílica de Luján, Gustavo Posse y Maximiliano Abad, ambos dirigentes del radicalismo bonaerense, participaron del acto homenaje a Antonio Cafiero, a cien años de su nacimiento. Estas presencias se tomaron como un mensaje de acercamiento entre el centenario partido y el peronismo, en el marco de un posible acuerdo político entre oposición y oficialismo. “El diálogo es la base de la vida pública, no hay otra manera de verlo. Pero no es una foto, no es un acta. Tiene que haber una agenda, y quien tiene la responsabilidad hoy es el oficialismo. Son quienes tienen que convocar con una agenda seria. Deseo que se haga, no sé si se hará. Uno cree en la política”, expresó a La Tecla el intendente de San Isidro. 

En esta línea consideró que “el diálogo se tiene que transformar en una mejor performance de gobierno para que en la siguiente elección esté en mejor estado posible la economía, el trabajo, la salud, de modo tal que quien gane la elección reciba el país en mejores condiciones, y no empezar el primer discurso hablando de la herencia, sino tener un punto de partida”. Agregó Posse: “La crisis se comió la mitad del Gobierno anterior, se comió al actual y se va a comer al siguiente. Requerimos un acuerdo sobre políticas de Estado para cambiar esta tendencia. Siempre, lo principal, es la economía”. Por último, sobre la participación de la Unión Cívica Radical, tanto en el homenaje como en la misa, expresó: “Para el radicalismo, el diálogo es su cultura, el acercamiento es su cultura. Esto va a ser así siempre. Somos un partido político que tiene esa contextura, y nos hace estar cada vez más vigentes respecto de la agenda de la gente, que no quiere enfrentamientos”.
Agencia CNA Todos los derechos Reservados 2008-2022 All rights reserved - Director Mario Baudry